Blog del Presidente de FEMEVAL

EMPRESA-FEMEVAL, EL TÁNDEM PERFECTO

Aunque no existe un prototipo fijo de empresario, no hay duda que para serlo se requiere de ciertas cualidades. Entre ellas, confianza en las propias capacidades, predisposición al riesgo, flexibilidad para asumir retos y una visión camaleónica a largo plazo.

IMAGEN_XIII_PremiosUn buen empresario también debe estar siempre dispuesto a aceptar la posibilidad del fracaso. Y para ello necesita de tenacidad y persistencia para levantar árboles caídos, aprender de los errores y corregirlos. Porque como bien decía Robert F. Kennedy, “únicamente aquellos que se atreven a tener grandes fracasos, terminan consiguiendo grandes éxitos”.

Los que llevamos años embarcados en una aventura empresarial sabemos que no existe ninguna receta mágica que nos guíe en esta andadura. Pero si algo tenemos en común es la certeza de que el destino no es una cuestión de casualidades, sino de elecciones. Nosotros decidimos qué camino escoger, con quién recorrerlo y procurando siempre ver el vaso medio lleno.

Los empresarios, que en mayor o menor medida abanderamos estos valores, también necesitamos de un paraguas organizacional que nos represente y defienda nuestros intereses. Es más, que dignifique nuestra labor y reconozca nuestros méritos públicamente. Y en este sentido, la organización empresarial que tengo el honor de presidir así lo hace.

FEMEVAL, fiel a su compromiso de distinguir a un sector dinámico, fuerte, en constante adaptación y, ante todo, merecedor de la admiración de todos como pilar sobre el que debe apoyarse la recuperación económica, ha convocado la XIII edición de sus Premios.

Unos galardones a los que animo a las empresas a optar, porque todas son dignas merecedoras de este máximo reconocimiento que otorga la patronal del metal. Y que, además a día de hoy, se erige como el de mayor trayectoria en su sector en la Comunidad Valenciana.

Con esta nueva convocatoria mostraremos, una vez más, que nuestras empresas tienen la suficiente capacidad para marcar su musculatura en situaciones adversas. Defenderemos la posición de liderazgo del metal como motor productivo de la economía. Y, sobre todo, evidenciaremos que ningún momento está siendo mejor que éste para demostrar que juntos, empresas y organizaciones empresariales, conformamos el tándem perfecto y el más sólido para asegurar el bienestar social.

Como parte intrínseca del tejido productivo, creemos y confiamos en lo que hacemos y, sobre todo, sabemos que, como dijo alguien alguna vez, llegar juntos es el principio; mantenerse juntos, el progreso; y trabajar juntos, el éxito.

Login

Contraseña perdida?